La impermeabilización de edificios es un servicio creado para evitar que el agua penetre en un edificio.

Por lo general, se incorporan amplias medidas de impermeabilización en un edificio en el momento de la construcción, para proporcionar control de la humedad en la etapa inicial. Pero, también se puede llevar a cabo después de que se termina, ya sea porque se acabó la vida útil del material o porque simplemente no era de buena calidad el impermeabilizantes.

Hoy en día, hay impermeabilizantes que cuentan con garantía de 10 a 20 años., y estos te pueden ayudar a:

Protege tus bienes inmuebles

La parte interior de tu hogar generalmente está expuesta a muchos elementos climáticos impredecibles, como los rayos solares y las lluvias. Esto incluye paredes, pisos, cimientos e incluso aislamiento. Si sellaras tus paredes usando acero o concreto durante la construcción, los techos se agrietarían y se oxidarían.

La impermeabilización protege las paredes de la creación de filtraciones. Ayudará a evitar que ocurra daño por agua.

Previene enfermedades

Cuando la humedad aparece en techos y paredes, puedes correr el riesgo de que aparezca el moho y un sinfín de hongos. Esto crea esporas, que nuevamente conducen a muchos problemas respiratorios, no importa si sea tu hogar, negocio o comercio. Las esporas se disparan en el aire, y cuando se inhalan, van hacía los pulmones, lo que puede causar graves problemas de salud.

Ahorra dinero

Impermeabilizar puede parecerte un proceso costoso. Pero, la prevención es siempre será tu mejor aliado. Es mejor considerarlo como una inversión a largo plazo.

En Ferremateriales Alfa ofrecemos material de impermeabilización de la mejor calidad del mercado. Pregunta por nuestros precios.